MALAS COMPAÑIAS radio vallekas 107.5 fm todos los martes de 23:30 a 00:30 Tambien podeis escucharnos via internet www.radiovallekas.org y en agorasolradio.blogspot.com



lunes, junio 23, 2008

DIA DE LA MUSICA







El sábado, 21 de junio, Solsticio de Verano, se celebró además, como muchos sabréis, el Día Europeo de la Música y MALAS COMPAÑIAS quiere sumarse a tal celebración, deseando buenas vibraciones a todos los amantes de la Música en general, y del rock en particular.


Esta en nuestra pequeña y modesta contribución, este texto escrito por un amigo y colaborador del programa con motivo de este Día de la Música.



ORACULO DE LA MUSICA


“……..Y cuando la música deje de sonar,
Se habrá parado el universo y entonces
Será el fin” (anónimo apócrifo – 1998)


En el principio fue la nada
Un enorme y cósmico vacío
Sin aire, sin movimiento
Y todo era un gran y desolado silencio.

Pero entonces la nada despertó de su sueño eterno
Y al igual que un dios enorme y perezoso
Que comienza poco a poco a desvelarse
Y a removerse en su gigantesco lecho
Levantando turbulencias a cada movimiento de sus miembros
Así, al despertar la nada
Se creo el aire.

Y el dios gigantesco y cósmico que era la nada quiso ver
Y abrió los parpados inundando de claridad con sus ojos abiertos
El aire que en su desperezamiento acababa de crear
Naciendo, así, la luz.

Y la luz era el calor.
Y el calor encontrase con el aire, y éste inflamóse
Creando así entre ambos: entre la cálida luz y el aire alado
Un temblor breve y pequeño como un estremecimiento
Al que llamaron vibración.

Y esa vibración, hija de la cálida luz y del aire alado
Fue creciendo y creciendo, extendiéndose y expandiéndose
Inundando la nada con su movimiento
Y sembrando el espacio de astros y sonidos.

Esos astros y sonidos fueron llamados por los antiguos sabios:
“la música de las esferas”
Y a través de ella quisieron explicar o comprender el misterio
Del origen de todas las cosas.

Desde entonces la humanidad no ha cesado de hacerse preguntas,
Pero tampoco de hacer MÚSICA.




JOSE RAMON CAMPOS 1998


Este texto ha sido amablemente cedido por JOSE RAMON CAMPOS, y es de su propiedad con lo cual no se podra utilizar, ni copiar total o parcialmente sin expreso consentimiento del autor