MALAS COMPAÑIAS radio vallekas 107.5 fm todos los martes de 23:30 a 00:30 Tambien podeis escucharnos via internet www.radiovallekas.org y en agorasolradio.blogspot.com



lunes, octubre 11, 2010

EN BUSCA DEL SOL TERCER PROGRAMA






EN BUSCA DEL SOL

LA CULTURA CELTA TERCER PROGRAMA



Bienvenidos una vez más a este apasionante viaje a través de la magia y el misterio. Un viaje que poco a poco nos conduce a conocer la sabiduría y la cultura de un pueblo que durante miles de años dominó gran parte del mundo. Una raza que aún hoy sigue influyendo, eso sí de forma distinta, en este universo que todos conocemos, el pueblo celta.
En esta ocasión hablaremos de Dios, o mejor dicho de dioses, todos y cada uno de los dioses que habitan en la religión de los antiguos celtas. Dioses, obviamente, con poderes sobrenaturales, capaces de hacer el bien y el mal..
Así que una vez más acomodaos en vuestros asientos y durante la próxima media hora, cerrad los ojos y dejad que vuestra imaginación os transporte a ese mundo mágico que los celtas crearon hace miles y miles de años.



Antes de comenzar a hablar de los diferentes dioses que formaban parte de la mitología religiosa de los celtas es importante analizar una serie de conceptos generales sobre lo que para dicho pueblo era Dios.
La religión principal de los celtas en sus lugares de origen (sur de Europa, norte de la India y Oriente Próximo) era la de la Madre Tierra (la Naturaleza), acompañada por una considerable cantidad de politeísmo hechicero, algunas de ellas de signo lunar y otras de signo solar. El primer panteón celta estuvo formado por una diosa en tres dimensiones:
- la muchacha soltera o Doncella
- la Virgen Madre y
- la Anciana o Mujer Sabia
y por un dios masculino cuyos aspectos eran una benigna Deidad Solar de Luz y una Deidad Oscura, Mago o Señor de las Regiones de los Muertos. Como vemos, cinco presencias resumidas en un dios (masculino y femenino). Algo parecido a la Santísima Trinidad cristiana, que está formada por tres personas en un solo dios.
La deidad celta se concebía como masculina y femenina y sus cinco aspectos eran reconocidos individualmente a la vez que constituían un todo único y coherente.
Además de estos conceptos sobre Dios, los celtas tenían también gran estima y reverencia a la naturaleza. A los árboles, a las flores, a las piedras, a los arroyos y a otros fenómenos naturales, les asignaban nombres y personalidades y los veneraban profundamente. Precisamente por apreciar a estas inteligencias como hijas de la Madre Tierra, a la religión celta se la ha denominado como guardiana del Rayo Verde, ya que el verde es el color sagrado de la magia celta y de la misma Diosa Tierra.
Con el tiempo, cuando la dura mano de la civilización ejerció su presión, todas estas creencias basadas en la Diosa Tierra y en esa condición matriarcal fueron dejando paso a la influencia, a punta de espada, de una religión de carácter patriarcal. Panteones completamente masculinos y deidades masculinas que todo lo abarcan, se hicieron responsables de todo hasta nuestros días.
Sin embargo, alguno podrá preguntarse si, como acabamos de decir la religión celta se basaba en un dios que adquiría cinco aspectos, ¿cómo se explica la posibilidad de que hubiera más dioses entre los celtas? Y la explicación no es difícil. Pensemos que los celtas en sus migraciones hacia el oeste llevarían consigo los nombres y naturaleza de los dioses que adoraban. En cada lugar donde llegaban se encontrarían con las divinidades locales de esa región o lugar. Teniendo en cuenta que como hemos dicho en anteriores capítulos se relacionaban con otros pueblos, es fácil suponer que los dioses mutuos fueran también una parte del intercambio en dichas relaciones, con lo cual los nombres se mezclan y al cabo de los años un solo principio podría acabar con numerosas nomenclaturas.


Al igual que la religión cristiana tiene un Dios y numerosos santos, los celtas también tenían un montón de “santos” que para ellos eran deidades a las que invocar según las necesidades que tuvieran en cada momento.
Comencemos con las antiguas deidades celtas que nos han llegado a través de los ciclos mitológicos, empezando por las de Irlanda:

- EL DAGDA
Conocido como el Padre de Todo (Eochaid Ollathair) o Señor del Conocimiento Perfecto (Ruad Ro-fhessa), era evidentemente una de las deidades más importantes del panteón de los celtas irlandeses. Sin embargo no se le consideraba el progenitor de los dioses, simplemente representa la figura patriarcal. Su aspecto es poco simpático, un campesino tosco y feo que llevaba un garrote (tan grande que se hubieran necesitado ocho hombres para llevarlo). También poseía un caldero, una especie de cuerno de la abundancia que nunca se podía vaciar y del que nadie se marchaba nunca insatisfecho (ya hablamos del Caldero de Dagda en el anterior capítulo). Además de su poder y su aspecto horrible, se dice del Dagda que era maestro de música y magia.
- LUGH
Otro de los grandes dioses es Lugh el del Brazo Largo, hijo de Kian, conocido con el tiempo como el dios Sol, jefe de todos los celtas. Lugh no es un dios limitado a Irlanda, sino que fue reconocido como la Suprema Fuerza Solar a través de la Europa celta así como en otras partes de las Islas Británicas.
Sus armas eran una lanza y una honda de grandes poderes mágicos. A diferencia de Dagda, era más refinado y hermoso de rostro y formas. Aunque forma parte de la raza de los Danaanes, por su carácter más humano tiene algo de los milesios.
- ANGUS OG
Angus el Joven, hijo de Dagda y de Boanna. Angus Og era el dios del amor de los celtas irlandeses.
Asociado con la juventud, la belleza, la música y el encanto, esta deidad encarna tanto las cualidades de Afrodita como las de Adonis.
- LEN DE KILLARNEY
Hermano de Dagda, Len era orfebre de profesión y dio los nombres antiguos de los lagos de Killarney. Aquí trabajaba, junto al lago, rodeado por el arco iris y lluvias de fuego.
- MIDIR EL ARROGANTE
Hijo también de Dagda, era un joven de gran belleza física y refinamiento. Perteneciente a la naturaleza sólo aparecía de tarde en tarde a unos pocos elegidos.
En una mano llevaba uno lanza afilada y en la otra un escudo con incrustaciones de oro y perlas.
Considerado como un dios goidélico que vivía en un castillo en la isla de Mananan (isla de Man) con tres grullas en su puerta que tenían la misión de impedir la entrada a los viajeros.
- NUANA EL DE LA MANO DE PLATA
Dueño de uno de los Maravillosos Tesoros o Dones del Tuatha de los Danaanes, la espada invencible (recordemos el segundo capítulo, además de la espada los otros Dones eran la lanza mágica, el caldero de Dagda y la piedra del destino), fue una de las deidades más antiguas.
Se dice que fue asesinado durante una batalla, cosa que no queda muy clara. Pero lo que si podemos decir es que su religión era de orientación lunar. Tras su muerte o desaparición, Lugh le sucedió cambiando la religión hacia el culto solar.
- LIR Y MANANAN
Lir habitaba de forma invisible en Slieve Fuad, en el condado de Armagh. De origen marino (comparable a Poseidon) transmitió sus poderes a su hijo Mananan, el cual se convirtió en el Señor del Mar.
Mananan tenía grandes poderes mágicos como el barco “El Barrendero del Océano”, que obedecía el pensamiento de los que viajaban en él, sin velas ni remos, el corcel “Aonbarr”, que viajaba lo mismo por tierra que por mar y la espada “El Contestador” a la que ninguna coraza podía resistir. Su trono estaba en la isla de Man, a la que dio su nombre.
- OGMA
Llamado el Campeón, la Cara del Sol y el León Pelado, además de ser un valiente en la batalla, era también una deidad del aprendizaje y la escritura.
- DANA
Considerada como la más grande de todas las diosas irlandesas era conocida como la Madre de los dioses irlandeses.
- BRIGIDA
Era con mucho la más fuerte y la más duradera de las grandes diosas de los celtas irlandeses. Tenía funciones adicionales como deidad tutelar del aprendizaje, la cultura y las artes.
- MORRIGAN
Diosa de la Guerra y seductora perversa. Con un aspecto encantador buscaba la ruina de sus enemigos. En ocasiones podía ser una buena amiga, pero cuidado, como enemiga era temible.
- AINÉ
Hija de Owel, el Danaan, un druida e hijo adoptivo de Mananan. Era la diosa del maíz o de los campesinos, también dispensadora de fertilidad y amor. Su culto permaneció muchos años después de la llegada del cristianismo, sobre todo entre las gentes del campo irlandés, los cuales la invocaban para la buena fortuna de las cosechas y el ganando.
- SINEND
Hija de Lodan, solía visitar cierto manantial en la tierra de las hadas, donde estaban los avellanos de la sabiduría y las inspiraciones, es decir los avellanos de la ciencia de la poesía. Es pues, la diosa celta de la ciencia y la poesía, pero advirtiendo que tales dones no se pueden conseguir sin un cierto riesgo.
- DEIDADES MENORES
El médico Diancecht, la diosa de los bosques Flidais y Gobnui, el herrero, son también mencionados en el contexto inmortal, pero sus hazañas son tan escasas que no merecen destacar en el amplio sistema del panteón irlandés.


Y por último hablemos de las deidades galesas, algunas de las cuales se corresponden con las del panteón irlandés, aunque lógicamente con diferentes nombres.
Las deidades galesas se condensan en dos grandes casas, la de Don y la de Llyr, que fueron unidas cuando la hija de Don, Penardun, se casó con el dios del mar, Llyr. No obstante veamos cuales son los dioses más interesantes de estas dos casas o panteones:

- GWYDION
Divinidad de ciencia y luz, fue el que mató a Pryderi, hijo de Pwyll, amo del mundo subterráneo, mediante poderes mágicos, lo cual significa que no jugó limpio y por ello sufrió una serie de penitencias.
Una historia que tiene su moraleja, y es que aquellos que tienen habilidades ocultas, violan la ley cósmica si las utilizan contra seres menos dotados.
- DON
Es la diosa madre del panteón, obviamente matriarcal. Aunque su esposo Math administraba la justicia entre los suyos, éstos están considerados como hijos de ella y llevaban su nombre.
- MATH
Esposo de Don, como acabamos de decir, era un dios de riqueza y desarrollo dotado de un oído excepcional.
- LLEW
Era la deidad solar de los hijos de Don, comparable a Lugh. Nacido de la diosa Arianrod, fue criado desde pequeño por Gwydion, aunque éste no era su padre.
- ARIANROD
Diosa de la aurora, cuyo nombre significa “Circulo de Plata”, tiene connotaciones lunares, y su hijo Dylan es una conocida divinidad marina. Otro famoso hijo suyo fue el anteriormente mencionado Llew.
- GWYN AP NUDD
Gwyn, el Guardián de Hades, es el Cazador de la Noche, quien siempre agarra a su presa antes de la luz de la aurora .
- LLYR Y MANAWYDDAN
Llyr, antiguo dios de mar, como su réplica irlandesa (Lyr), parece ser que dejó casi todo su poder a su hijo Manawyddan, un dios marino de encantamiento, que más tarde se casaría con la diosa caballo Rhiannon. Una historia, como vemos, casi calcada a lo que ocurría entre los dioses irlandeses Lyr y Mananan.
- RHIANNON
Aunque se casó con el dios marino Manawyddan, su primer marido fue Pwyll, señor del Hades o mundo subterráneo, y fue madre de Pryderi, al que mató Gwydion, como dijimos antes. Rhiannon fue la diosa de los caballos.


Como vemos una serie numerosísima de dioses, tanto en el panteón irlandés como en el galés, los cuales se podrían aplicar a cada uno de los países que fueron dominados por los celtas. Aquí hemos elegido hablar de estos dos panteones, por un lado, por poner un simple ejemplo de los diferentes dioses que eran adorados por los celtas y, por otro lado, porque son los más conocidos dentro de todos los que la antigua mitología celta nos ha transmitido a lo largo de los siglos.


Hasta que llegue el próximo capítulo, en que la historia nos vuelva a transportar en el tiempo, por favor no dejéis de soñar.



http://malascompanias.multiply.com/music/item/165/EN_BUSCA_DEL_SOL_3

No hay comentarios: